Nuestro enfoque

Contamos con un proceso claramente establecido para asegurarnos que la Web creada refleje exactamente sus necesidades. En nuestro trabajo cotidiano esto consta de cinco fases

1. Recopilación de información

Tenemos que estar seguros que entendemos exactamente lo que su empresa quiere conseguir con esta web, y es mejor si es cara a cara. Como resultado de varias reuniones nuestros equipo le hará una propuesta. Esto sirve a ambas partes como base de nuestro acuerdo y proyecto inicial para la creación futura de la web.

2. Concepto visual 

Una vez que el proyecto inicial haya sido acordado, el siguiente paso es establecer  la imagen y concepto de la Web. El diseñador utilizará la información recopilada para crear diseños sugerentes y atractivos que expresen el carácter distintivo de su empresa en una imagen visual clara. Entre las varias propuestas que le ofreceremos podrá elegir la que más le guste y parezca más apropiada. 

3. La arquitectura de la Web

Se analiza la estructura de la Web desde el punto de vista del usuario para crear un mapa de la misma. La meta es minimizar el número de clicks para que el usuario encuentre de una forma más rápida y efectiva lo que está buscando.

4. Producción 

Una vez que tenemos  el concepto visual y arquitectura de la Web  podemos empezar a producir plantillas gráficas. Estos diseños se convierten en  HTML.Se puede hacer click en toda la Web pero de momento permanece estática. 

5. Desarrollo

El ultimo paso en el proceso es el desarrollo en el funcionamiento de la Web. Este paso comprende  un nivel de programación más complejo. El trabajo será llevado a cabo en  uno de nuestros servidores y las sucesivas integraciones serán puestas a su servicio para que sean probadas y examinadas.